RAMBLA

 

La Intendencia de Maldonado, con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo, remodelará la rambla de Piriápolis, en el tramo comprendido entre los hoteles Colón y Argentino. Para la obra, que se extenderá durante ocho meses, se destinarán tres millones de dólares.

Ambicioso; así es el proyecto elaborado por la Intendencia de Maldonado (IDM) para remodelar la histórica rambla de Piriápolis. Esta iniciativa, pensada para el tramo que va desde el Hotel Colón hasta el Argentino Hotel, prevé “rescatar la rambla, que es el sello comercial del balneario, como paseo”, explica, desde la Dirección de Planeamiento Urbano y Ordenamiento Territorial de la Intendencia, el arquitecto Juan Pedro Venturini.

“Queremos darle un tinte diferente a una parte única de nuestra costa que combina cerro y mar”, agrega Venturini. Para eso, el proyecto de la IDM propone ampliar los pavimentos peatonales y las aceras, reducir la calzada a dos sendas, contar con más espacios verdes y una ciclovía. Además incluye la colocación de bancos cuyo diseño imitará la ondulación de los cerros; el perfil de los cerros también estará representado en las guardas del pavimento peatonal. Señala el arquitecto de la Intendencia que el actual estacionamiento existente sobre la rambla se convertirá es un espacio verde. Los vehículos podrán aparcar en las calles perpendiculares y también en el tramo de la rambla contiguo al Argentino Hotel, hacia Playa Grande, a lo largo de tres cuadras ya que se excluirá de la circulación vehícular y únicamente se mantendrá la vía que bordea el mar y que tendrá sendas para que los vehículos transiten en los dos sentidos. De todos modos, se habilitarán determinados espacios, en la rambla remodelada, para estacionamientos breves y descenso de personas con discapacidad.

Por otro lado, la iniciativa propone modificaciones en la cartelería de los comercios ubicados en la acera comercial y la eliminación de toldos. Además, los locales gastronómicos situados sobre esquinas podrán ubicar sillas y mesas en en las veredas.

El proyecto contempla la colocación de nueva iluminación sobre la rambla –en algunos casos estará en el piso a la altura de las pilastras- y las calles transversales; además se instalarán focos en el sector de deportivo de la playa frente al Hotel Bakari. También se pondrá nueva señalización de tránsito.

Está previsto que la obra comience los primeros días de junio y se extienda durante ocho meses. La intención de la IDM es concluir los trabajos antes del inicio de la próxima temporada estival. Para llevar adelante este proyecto se destinará una inversión de tres millones de dólares que serán aportados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Intendencia de Maldonado.